La Oración cambia las cosas

La oración cambia las cosas

1.      Lectura:  2 Crónicas 7:14

2.      Reflexión: La gente desesperada ora. Ora sin pensarlo. No es malo orar en tiempos de crisis. Las oraciones de desesperación han sido el comienzo de la vida espiritual para muchas personas. Sin embargo, esas oraciones en sí mismas no son suficientes para sostener la vida espiritual. Dallas Willard lo explica así: “La idea de que todo va a suceder tal como sucede, tanto si oramos como si no, es un espectro que fre­cuenta la mente de muchos que profesan sinceramente su fe en Dios. Esto hace que la oración sea una imposibilidad psicológica, y en el mejor de los casos, la reemplaza con unos ritos muertos” A menos que estemos convencidos que la oración cambia las cosas, seguiremos estancados en la práctica de esta disciplina espiritual, y en nuestras propias vidas.

3.      Acción: Pase los siguientes diez minutos apaciguando su mente, calmando su corazón y buscando a Dios en oración. Coméntele al Señor sus dudas y limitaciones, y pídale que le ayude a convertirse en un hombre/mujer de oración.