RESULTADOS

 

Lectura: Lucas 4: 1 – 2. 

           En el Antiguo Testamento el pueblo de Dios ayunaba para humillarse, para mostrar un arrepentimiento verdadero, para ser renovados espiritualmente y para recibir ayudas especiales. Esdras pidió ayuno para buscar la protección de Dios (Esdras 8.21, Salmos 35:13, 69:10, Isaías 58.5).

En el Nuevo Testamento, Ana a los ochenta y cuatro años oraba y ayunaba (Lucas 2.37).

Jesús dio el ejemplo ayunando cuarenta días después de su bautismo. Y enseñó acerca del ayuno (Mateo 6:16).

Los profetas y maestros ayunaron en Antioquía (Hechos 13:1-2), al igual que Pablo y otros (2º Co.11:27).

             En la Biblia encontramos muchos ejemplos de hombres quienes “ayunaron” en momentos decisivos de sus vidas. 

·-Moises: antes de recibir los 10 mandamientos (Exodo 34: 28)

·-Israel frente a un ataque de los enemigos donde convocaron a todo el pueblo a orar y ayunar (2 Crónicas 20: 3)

·Jesus pasó 40 días en el desierto después de bautizarse, ayunando y orando, buscando la voluntad del Padre (Lucas 4: 1-2)

· La iglesia en sus principios ayunaron y oraron. Antes de enviar a Pablo y Bernabé, la iglesia ayuno y oro (Hechos 13: 2-3).

             Tienes que tomar una decisión importante?                    

                                                   ORACIÓN + AYUNO = BENDICIÓN

Pensar: Satanás se ríe de nuestras obras, pero tiembla ante nuestras oraciones.